Los argentinos en Estados Unidos (en cifras de 2011)

Según la Encuesta sobre Comunidades de la oficina del Censo de Estados Unidos, se estima en 242,000 los hispanos de origen argentino que residían en este país en 2011. Para estos fines estadísticos, argentinos son personas que se identificaron como hispanos de origen argentino, lo que significa que ellos mismos son los inmigrantes argentinos o trazan su ascendencia familiar desde Argentina.

Los argentinos son la 14º población más grande de origen hispano que vive en Estados Unidos, lo que representan 0,5 % de la población hispana para 2011. Los mexicanos son el mayor grupo de origen hispano de la nación, con 33,5 millones de personas, o sea el 64,6 % de la población hispana.

Aquí vamos a comparar las características demográficas, económicas y de ingresos de los argentinos con respecto a las características de todos los hispanos y la población de Estados Unidos en general. Nos basamos en las tabulaciones de la Encuesta sobre Comunidades de la oficina del Censo de Estados Unidos 2011, compiladas por The Pew Research Center’s Hispanic Trends Project, un proyecto de Pew Hispanic Center.

Estado migratorio. Alrededor de 6 de cada 10 argentinos (62 %) en Estados Unidos son nacidos en el extranjero, en comparación con 36 % de los hispanos y 13 % de la población total del país. Aproximadamente 6 de cada 10 inmigrantes de Argentina (60 %) llegaron a Estados Unidos en 1990 o después. Alrededor de la mitad de los inmigrantes argentinos (49 %) son ciudadanos estadounidenses.

Idioma. Cerca de tres cuartas partes (74 %) de los argentinos mayores de 5 años hablan inglés en forma fluida. El otro 26 % de los argentinos reportan hablar inglés menos que muy bien, en comparación con 34 % de todos los hispanos.

Edad. Los argentinos son más jóvenes que la población de Estados Unidos, pero mayor que los hispanos en general. La mediana de edad de los argentinos es 35, mientras que las edades medias de la población de Estados Unidos y todos los hispanos son 37 y 27, respectivamente.

Estado civil. Los argentinos de 15 años o mayores tienen más probabilidades de estar casados (56 %) que los hispanos en general (43 %) y superior a la probabilidad de la población general de Estados Unidos (48 %).

Fertilidad. Alrededor de 1 de cada 10 mujeres argentinas de 15 a 44 años (7 %) dieron a luz en los 12 meses anteriores a la encuesta. Eso es menor que la tasa para todos los hispanos (8 %) y la tasa global de Estados Unidos (6 %).

Dispersión regional. El 39 % de los argentinos se concentran en el sur de Estados Unidos (sobre todo en Florida con 24 %) y el 30 % en el oeste (sobre todo California con 23 %).

Nivel educativo. Los argentinos tienen niveles de educación más altos que la población hispana en general y que la población de Estados Unidos en general. Cuatro de cada 10 (40 %) de los argentinos de 25 años y más han obtenido –al menos- un título de licenciatura; en comparación con 13 % de los hispanos y 29% de la población general de Estados Unidos.

Ingresos. Los ingresos personales medios anuales de los argentinos mayores de 16 años fueron $ 30.000 en el año anterior a la encuesta (2011), superior a la mediana de ingresos para todos los hispanos ($ 20.000), y similar a los ingresos medios de la población general de Estados Unidos ($ 29.000).

Nivel de pobreza. La población venezolana que vive en la pobreza es 11 %, casi igual que la tasa de la población general de Estados Unidos (16 %) y menor que la de los hispanos en general (26 %).

Seguro de Salud. Casi una cuarta parte de los argentinos (22 %) no tienen seguro de salud en comparación con el 30% de los hispanos y el 15 % de la población general de Estados Unidos. Además, el 11 % de los argentinos menores de 18 años no tienen seguro médico.

Propiedad de Vivienda. La tasa de propiedad de vivienda de argentinos (53 %) es mayor que la tasa para todos los hispanos (46 %), pero inferior a la tasa de 65 % para la población de Estados Unidos, en su conjunto.

 

Los seguros personales en Estados Unidos

Mis clientes y amigos de negocios piden consejos acerca de cómo asegurarse en Estados Unidos. Aquí repasamos los conceptos básicos.

Seguro de salud. Normalmente, el seguro de salud de tu país de origen no podrá ser utilizado en Estados Unidos, porque implica un problema actuarial y legal.

Tampoco funciona el seguro de salud internacional adquirido cuando vivías en tu país de origen, porque tienen deducibles altos ($ 10,000 dólares o más); bueno cuando ese seguro era tu Plan “B” (el Plan “A” era tu seguro local), pero no ahora porque resides en Estados Unidos y necesitas una cobertura más cercana a tus problemas de salud.

Tu primer seguro de salud sera un “seguro de viajero”, un seguro de salud con deducible bajo, para emergencia, hospitalización y cirugía, vigente por el número exacto de días que estas viajando, entonces es muy barato. Esto mientras viajas a Estados Unidos (con o sin familia) preparando el salto inmigratorio.

Luego de establecido en USA, necesitas un “seguro de salud mayor”. Existen compañías con seguros de salud para esa “transición”. Son seguros económicos que incluyen emergencia, hospitalización, cirugía y “algunas” visitas al médico, a diferencia de los seguros de salud domésticos en Estados Unidos que incluyen visitas médicas casi ilimitadas. Cuando ya eres Residente Legal Permanente, pues optar un seguro de salud doméstico, que será un poco más costoso.

Relativo a “Obamacare”, es un seguro de salud de amplísima cobertura, que solo aplica a “ciudadanos americanos” y “residentes legales permanente”, la prima se vincula a tus ingresos en Estados Unidos, y con un costo alto. A cambio, si ya eres “ciudadano americano” o “residente legal permanente” y tienes problemas financieros, este seguro será más económico para ti.

Seguro de vida. Muy popular en Estados Unidos. Si ya tienes un seguro de vida comprado en tu país de origen (y pagadero en moneda local), debes revisar los términos de la cobertura porque ahora “resides” en Estados Unidos. Debes recordar informar a la compañía de seguros que te has mudado a Estados Unidos.

Si traes un seguro de vida internacional desde cuando vivías en tu país de origen, normalmente permanecerá en vigencia. Debes informar a la compañía de seguros tu nuevo domicilio en Estados Unidos.

En caso que compres un negocio (o casa) con financiamiento, necesitas un seguro de vida con cobertura equivalente a la cantidad financiada, y con tu acreedor como beneficiario. Puede surgir el problema si el acreedor acepta la compañía de seguros internacional comprada en tu país de origen; hay que revisar cada caso en particular.

Puedes comprar un seguro de vida aquí en Estados Unidos, directamente a una compañía doméstica. Normalmente, el costó será más económico que el internacional, porque  actuarialmente vives en un país de “menor riesgo”.

Seguro de ingresos en incapacidad. También muy difundido en Estados Unidos. Su objetivo es pagarte el equivalente a un “sueldo” durante el tiempo que estas incapacitado para trabajar u otras tareas del diario vivir. Son muy económicos.

Seguros de indemnización. Este seguro, también muy económico, te pagará una cantidad acordada en caso que tengas una muerta accidental o sufras lesiones en un accidente.

Seguro social. Provee protección básica a las personas, conforme la Ley de Seguridad Social de 1935. En otro capítulo haremos la explicación en detalle de estos programas (muerte, supervivencia, retiro, incapacidad, medicare y medicaid).

Comentario final. Si piensas mudarte a USA o ya estás aquí, es necesario que conozcas todas estas opciones. Tenemos a disposición las principales compañías de seguro disponibles en el mercado. Estamos a la orden para ayudarte con todo esto.

Jose Miguel Arreaza es corredor de seguros en Florida.