Precio pedido vs precio final de venta de un negocio

precio final de venta

Muchos de mis clientes que están comprando un negocio en marcha me preguntan ¿cuál es la relación –de existir una- entre el precio que pide el vendedor de un negocio en marcha (Asking Price) versus el precio final de venta de ese mismo negocio (Final Price)? Normalmente, es una pregunta muy difícil de responder.

Hace poco, me preparaba para dar una conferencia en Miami sobre estos temas y encontré unas estadísticas muy interesantes, con datos específicos de: número de listados, número de ofertas, ventas, etc. Una de las tablas más interesantes fue el precio final de venta en comparación con el precio de venta del vendedor (el precio pedido originalmente). En 1978, había sido del 84 por ciento. En otras palabras, el vendedor recibió como precio final de venta, en promedio, el 84 por ciento de su precio inicial pedido. Ten en cuenta que, en la mayoría de los casos, a menos que sea algo completamente absurdo, muchos Business Broker toman el negocio para la venta y hacen la publicidad inicial, solo con el precio que el vendedor quiere. Se puede regatear un poco, pero si el negocio gusta y se piensa que es vendible, el precio de venta no es un gran tema inicial. Interesan más los términos y condiciones que el vendedor está dispuesto a aceptar, posible financiamiento del dueño, capacidad de financiar vía Small Business Administration (SBA), transferibilidad del contrato de arrendamiento, etc.

En esa época (1978), la tarea era poner el negocio en el mercado lo más rápido posible. Si el vendedor no estaba contento con el servicio no se podría renovar el listado. No siempre se podía hacer una valoración exhaustiva (Business Valuation). Se publicaba el listado, se compartía con otros agentes de la oficina o externos y se comenzaba el esfuerzo de la venta. Y el periodo promedio de los listados era de 90 a 120 días.

De regreso a la época actual, en el mercado de hoy en día, los Business Brokers son más exigentes acerca de lo que el negocio representa y lo que el vendedor quiere para él. En promedio, nuestra oficina Florida New Dream, obtiene -al menos- 10 nuevos negocios para la venta, por mes. Una encuesta reciente de Business Brokers Press indica que una oficina dedicada a la compra-venta de negocios en marcha, recibe un promedio de 3 negocios para la venta, por mes; también indica que el 75 por ciento de las oficinas realiza algún tipo de valoración del negocio, se obtenga o no el listado; de lo cual podemos asumir que, si el vendedor no acepta el resultado de la valoración como el precio de venta, entonces el Business Broker no toma el negocio para vender.

Otro tema es que los Business Brokers de hoy en día toman los negocios para vender con listados con vigencia anual o superior; además, mas allá de la valuación, los Business Brokers preparan un memorando de oferta sobre el negocio. Como puedes ver, esto representa mucho más trabajo que en años anteriores, en los cuales no existían las computadoras ni programas de valoración en línea, etc.

Finalmente, en 2014, bizbuysell.com hizo una encuesta en los Business Brokers que somos miembros activos, acerca de ¿cuál es el porcentaje (en realidad, la mediana) del precio final de venta contra el precio que pide el vendedor? .Y, adivine cual fue el resultado de la encuesta.

Usted adivinó: 84 por ciento.

Nos vemos en la próxima publicación. Si antes de esa fecha, necesitas ayuda con alguno de estos temas, contáctenos

Que Hacer si Recibes Oferta para Vender su Negocio

¿Qué Hacer si Recibes Oferta para Vender su Negocio?

Lisa Duran y su esposo Robert Duran hace algunas semanas recibieron la propuesta de vender su negocio en Miami, un próspero “dólar store” ubicado en la céntrica 27th avenida. La propuesta venía de un amiga quien en medio de la conversación le preguntó si estaban dispuestos en vender su negocio. El matrimonio quedó sin palabras, jamás imaginaron vender aquello que años atrás se inició con tanto esfuerzos y escasos recursos.

Hoy la “tiendita” como los Duran le llaman cariñosamente en la familia es visitada por cientos de personas al día. Todos salen complacidos; dándole las gracias al buenacho de Robert quien ademas de tener una amplia sonrisa, tiene una tienda llena de productos al precio que todos pueden pagar. “Un dólar más siete centavos de impuestos”. Quedaron sin palabras en medio de la animada conversación. No estaban buscando vender el negocio; horas después, ambos se preguntaban ¿Que hacer?

Al igual que en el amor , todo el mundo es halagado por el hecho de ser “adquirido”. Y como en las citas amorosas, el pretendiente muestra su afecto con promesas y comentarios positivos que describen un futuro hermoso en el que vivirán felices para siempre.

Harvard Business Review Magazine
Portada del “Harvard Business Review Magazine”

Lamentablemente, de acuerdo con Harvard Business Review, la tasa de fracaso en las adquisiciones de negocios va del 70 al 90 por ciento. Robert me llamó y tuvimos una conversación en la que de forma detallada le dejé conocer mis puntos de vista. He aqui los más importantes.

  1. Diga “sí”. Es cierto, usted podría estar perdiendo el tiempo que nunca volverá. Pero puede valer la pena hacerlo, porque usted puede tener una idea del valor de su empresa.
  2. Pregunte acerca de las esposas actuales y anteriores. Pídales una lista de las empresas que han adquirido. Ponerse en contacto con esas empresas le da la oportunidad de escuchar sobre el proceso por el que pasaron -lo bueno, lo malo, lo feo-, y cómo les gusta manejar la adquisición.
  3. Que quieren ellos saber. Pídale a su pretendiente una lista total de todo lo que quiere saber. Administre su tiempo cuando le envíen un lote de preguntas en vez de cubrirlas todas a la vez.
  4. Obstáculos del acuerdo. Averigüe las razones por las que ellos podrían abandonarlo por adelantado, entonces usted podrá anticipar si tiene sentido -incluso- iniciar una posible negociación. Por ejemplo, es posible que ellos deseen despedir al 40 por ciento de sus empleados, o deshacerse de quien fue su primer cliente, con quienes usted tiene una fuerte afinidad.
  5. Bloqueo del empleo. Los compradores quieren que las personas clave permanezcan durante un período de transición o más. Incluso cuando ese período ha terminado, no quieren que los vendedores inicien un negocio competidor o se unan a un competidor. Usted todavía necesitará poder ganarse la vida después de la negociación, por lo que tiene que asegurarse que la compensación sea suficiente para que usted acepte estar al margen de la industria que usted conoce mejor.
  6. Muéstrame el dinero. Algunos compradores querrán comprar una empresa con financiamiento del vendedor, pero puede que usted no esté interesado en un acuerdo de esa manera. Usted necesita preguntar acerca de cuánto de la oferta implicaría dinero en efectivo. En la mayoría de los acuerdos, el adquirente no está comprando acciones, sino activos, por lo que no heredarán ninguna de las deudas de la compañía ni pasivos.
  7. Ganar. A menudo, los compradores afirmarán que pagarán más de lo que usted está pidiendo, pero requieren que usted conduzca ventas para alcanzar una determinada meta, que justifique un pago más grande. A primera vista, usted se preguntará por qué vendería su negocio a alguien que quiere que usted aumente las ventas para que usted pueda obtener más. Eso vale la pena si ellos pueden abrir puertas a sus propios clientes y otros contactos que usted no conoce.
  8. Divorcio. Usted desea una lista por escrito y por adelantado que detalle las razones por las que ellos puedan incumplir y/o salirse del contrato, tales como defectos en proyecciones de ventas, estimado de desarrollo de nuevos productos, horarios o cosas así.
  9. Controles. Los dueños fundadores de un negocio están acostumbrados a tomar decisiones y no a pedir permiso. Usted necesita saber por adelantado cuánto de su mundo quedará controlado en el periodo de transición.
  10. Noventa días. No deje que un comprador se desenfoque en el proceso de compra-venta, porque eso consume tiempo, esfuerzo y cuesta dinero. Dígale al comprador que tiene 90 días para hacer todo su escrutinio y completar la compra. Si ellos quieren más tiempo que eso, deberán darles una cifra que pueden agregar al precio de compra. Esto funciona cuando el vendedor es perseguido acaloradamente.

Unos Consejos Finales

No venda a nadie en quien no confíe, le agrade, o crea que no tratará bien a sus empleados o clientes. Eso lo desgastará a usted más de que probablemente recibirá en compensación, porque la mayoría de las ofertas requieren que parte del precio sea financiado. Asegúrese de informar a sus empleados -lo antes posible- sobre lo que está sucediendo y lo que les sucederá. Los secretos son imposibles de mantener, por lo que todos deben salir adelante. Por último, si usted tiene socios, debe asignarse una persona del equipo para interactuar con el comprador para que no se pierda el enfoque en la operación del negocio que impacte negativamente sus resultados.

[text-blocks id=”signture”]

Impuestos para residentes y no residentes en Usa

Impuestos para Residentes y no residentes

Esta es una guía, para personas que no son ciudadanos estadounidenses, pero viven en Estados Unidos o pasan ahí una cantidad significativa de tiempo, y la forma de considerar el pago de impuesto sobre la renta en Estados Unidos.

Los extranjeros residentes o no residentesLo primero es determinar si un extranjero se considera un “extranjero residente para efectos fiscales”, o por el contrario, es un “extranjero no residente para efectos fiscales”. El Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) utiliza dos métodos para evaluar su estado como extranjero: (1) La posesión de la Green Card y (2) la prueba de “presencia sustancial”. Si usted cumple con cualquiera de los dos requisitos, se considera un extranjero residente para efectos fiscales, de lo contrario, lo tratan como un extranjero no residente.

Si eres un extranjero con Green Card (o sea, que el Servicio de Inmigración de Estados Unidos te reconoció como Residente Legal Permanente conforme la legislación inmigratoria), eres un extranjero residente para efectos fiscales. Además, si no tienes Green Card y pasas al menos 31 días en Estados Unidos durante el año fiscal en curso y, un total de 183 días durante los tres últimos años fiscales (incluido el año fiscal en curso), muy probablemente cumples el requisito de “presencia sustancial” y también te tratarán como un extranjero residente para efectos fiscales.

La cuenta de los 183 días. Al contar el número de días que estás presente en los EE.UU. durante el período de tres años, se debe respetar la siguiente regla: Incluye todos los días del año en curso, un tercio de los días del año anterior y un sexto de los días del año anterior al anterior.

Por ejemplo, supongamos que queremos de averiguar tu estado para el año fiscal 2014, ya que viviste en los EE.UU. por 60 días. Cuenta todos los días para 2014, un tercio de los días para 2013 y una sexta parte de los días para 2012. Por tanto, si estuviste en Estados Unidos durante 120 días en 2013 y, 180 días en 2012, incluyes sólo incluye 40 días para 2013 y 30 días para 2012, que sumados a los 60 días para 2014, te da un total para el período de tres años, de 130 días. En este escenario, se paga impuesto a los ingresos como un extranjero NO residente.

Además, se excluyen los días que estás presente físicamente en Estados Unidos bajo las siguientes circunstancias:

  • Días que te desplazas para trabajar en Estados Unidos a partir de tu residencia en Canadá o México, si regularmente viajas desde Canadá o México.
  • Días que estás en Estados Unidos por menos de 24 horas cuando estás en tránsito entre dos lugares fuera de Estados Unidos.
  • Días que estás en Estados Unidos como un miembro de la tripulación de un buque extranjero.
  • Días que no puedes salir de Estados Unidos debido a una condición médica que surgió durante tu estadía.
  • Días que eres un “individuo exento”.

Un “individuo exento” se refiere a las siguientes personas:

  • Un individuo temporalmente presente en Estados Unidos como un empleado de un gobierno extranjero, con una visa “A” o “G”.
  • Un maestro o aprendiz temporalmente en Estados Unidos, con una visa “J” o “Q”.
  • Un estudiante temporal en Estados Unidos con una visa “F”, “J”, “M” o “Q”.
  • Un atleta profesional temporal en Estados Unidos para competir en un evento deportivo de caridad.

Impuestos a los extranjeros residentes. Como residente legal fiscal de Estados Unidos, estás sujeto a las mismas normas fiscales de los ciudadanos estadounidenses. Esto significa que tienes que declarar todos los ingresos que ganas anualmente, sin importar el país en que lo ganas.

Impuestos a los extranjeros no residentes.  Un no residente también debe pagar impuestos sobre sus ingresos, pero sólo en el ingreso que está vinculado efectivamente a Estados Unidos, que generalmente incluye el dinero que gana mientras está en Estados Unidos. El IRS no tiene autoridad para imponer impuestos sobre los ingresos que los no residentes ganan en sus países de origen o en cualquier país extranjero. En consecuencia, solo vas a declarar las cantidades que se consideran ingresos de fuente estadounidense. Al igual que los extranjeros residentes y ciudadanos estadounidenses, hay deducciones y créditos que puedes reclamar para reducir tu ingreso gravable.

Doble condición de los contribuyentesEn el año de transición entre ser un no residente y un residente para efectos fiscales, se te considera -en general- un Contribuyente en Estado Dual. Un Contribuyente en Estado Dual presenta dos declaraciones de impuestos para el año, una declaración para la porción del año que fue considerado un no residente y otra por la porción del año considerado residente. En algunas situaciones, el contribuyente puede optar por ser tratado como residente durante todo el año (en ese año de transición) para evitar tener que presentar dos declaraciones separadas.

También puede revisar http://bufetearista.com/blog/planificacion-legal-y-fiscal-para-extranjeros/

NOTA: Este artículo NO contiene un consejo legal ni ha sido preparado por un abogado de Estados Unidos. Por ampliar información, consulte con un abogado.

Una mirada a la visa E-2 (Inversionista de país con tratado)

Una mirada a la visa E-2

Algunos de mis clientes, compran un negocio en Florida, y luego de adquirido logran obtener un estado migratorio legal en Estados Unidos. Una de los modos de ese estado migratorio es la VISA E-2. Aquí vamos a desarrollar los principales aspectos de dicha visa.

Una visa E-2 permite a inversionistas que sean nacionales de ciertos países, trabajar en Estados Unidos en un negocio cuya inversión ha sido hecha por personas de ese mismo país. Para algunas personas, la visa E-2 es el segundo mejor estado después de la Residencia Legal Permanente, por efecto de la posibilidad de auto-emplearse y en número ilimitado de extensiones. No hay un límite en el número de visas E-2 que pueden emitirse cada año.

¿Usted necesita un abogado para solicitar esta visa? El solo hecho de averiguar si usted es elegible para una Visa de Inversionista de Tratado puede ser difícil, y los requisitos de procedimiento son tan complicados como la mayoría de las visas. Entonces, contratar a un abogado es una sabia inversión de negocios.

No confundir la visa E-2 de Inversionista de Tratado con la Residencia Legal de Inversionistas EB-5. La visa E-2 es completamente diferente, tanto en tipo como en procedimiento. La gran razón es que la visa E-2 es una visa de no-inmigrante. Todas las visas no-inmigrantes son temporales, mientras que la Residencia Legal es permanente. Básicamente, una Residencia Legal a través de inversión requiere una cantidad de $ 1.000.000 o más, mientras que una visa E-2 tiene requisitos diferentes.

Características de una visa E-2. Estas son algunas ventajas y limitaciones de una visa E-2:

  • Usted puede trabajar legalmente en Estados Unidos para un negocio en que se haya invertido una cantidad sustancial por usted mismo o por otros ciudadanos de su país de nacionalidad, siempre que su país tenga un tratado comercial con Estados Unidos.
  • Usted puede entrar y salir de Estados Unidos o permanecer aquí continuamente, hasta que la visa y el estado expiren.
  • Usted queda restringido a trabajar solo para el empleador o su propia compañía, que haya actuado como sponsor de su visa E-2.
  • La visa inicial puede durar hasta por dos años, con la posibilidad de ilimitadas extensiones de dos años cada una.
  • Las visas están disponibles para su cónyuge e hijos menores, sin embargo sus hijos no tendrán permiso de trabajo.
  • Su cónyuge podrá aceptar un empleo en Estados Unidos.

Requisitos para una visa E-2. Hay seis requisitos para obtener una visa E-2:

  • Usted debe ser ciudadano de un país que tenga un tratado de comercio con Estado Unidos.
  • Usted debe venir a trabajar a Estados Unidos para una compañía de usted mismo o una compañía poseída al menos en 50 % por otra persona nacional de su mismo país.
  • Usted debe ser el propietario o un empleado clave del negocio en Estados Unidos.
  • Usted o la compañía deben haber hecho una inversión sustancial en el negocio en Estados Unidos.
  • El negocio en Estados Unidos debe estar activamente comprometido en el comercio o prestación de servicios.
  • Usted debe tener la intención de salir de Estados Unidos cuando el negocio se termine.

Países que tienen tratados con Estados Unidos. Las visas E-2 solo están disponibles para ciudadanos de países que tienen tratado comercial con Estados Unidos. La Residencia Legal en uno de esos países no es suficiente. Con la excepción de los solicitantes E-2 que vienen de Reino Unido, usted no necesita estar residiendo en su país de ciudadanía para efecto de calificar para una visa E-2. Si usted tiene ciudadanía de varios países, usted puede calificar para una visa E-2, si al menos uno de esos países tiene tratado comercial con Estados Unidos.

Para revisar los países que tienen tratado comercial vigente, haga clic aquí: Países con Tratado Comercial.

Algunos tratados están pendientes y entrarán en vigencia en el futuro, otros dejarán de estar en vigor. Siempre hay que revisar la lista para estar seguro que exista un tratado comercial antes de hacer la solicitud.

La compañía debe ser poseída por ciudadanos de un país calificado. Para obtener una visa E-2, usted debe venir a Estados Unidos a trabajar para un negocio que sea propiedad –al menos- en 50 % por ciudadanos de un país con tratado comercial. El negocio puede ser propiedad suya o de otras personas. Si el negocio es propiedad -en parte o en un todo- de otras personas y algunas de ellas ya viven el Estados Unidos, esas personas pueden necesitar tener visas E-2 ellas mismas antes que la compañía pueda actuar como sponsor para usted. Específicamente:

  • Al menos el 50 % de la compañía debe ser propiedad de un ciudadano de un país con tratado comercial y,
  • Los propietarios de un mismo país con tratado comercial deben, vivir fuera de Estados Unidos y tener la posibilidad de ser clasificados como inversionista de tratado, o vivir dentro de Estados Unidos con visas E-2.

La segunda condición puede ser un poco confusa. Los siguientes ejemplos pueden ayudar a entender mejor:

  • Ejemplo 1: La compañía es propiedad 100 % de una persona. El propietario es ciudadano de un país con tratado comercial y vive fuera de Estados Unidos en su propio país de origen. En este caso, el propietario no necesita una visa E-2 para que la compañía sea soporte de tu solicitud de visa E-2, pero debe ser capaz de satisfacer los criterios de una visa E-2 como si estuviera solicitándola.
  • Ejemplo 2: La compañía es propiedad de 2 personas a partes iguales, cada propietario es ciudadano del mismo país con tratado comercial, uno de los propietarios vive en Estados Unidos con Residencia Legal, el otro todavía vive en su país de origen. En este caso, el propietario que vive fuera de Estados Unidos debe ser calificable para una visa E-2. Si, cambiamos este ejemplo en que ambos propietarios viven en Estados Unidos, el propietario que tiene Residencia Legal sería inelegible –por regulaciones- para ser un propietario calificado, entonces el otro propietario debería tener un estado E.
  • Ejemplo 3: La compañía es propiedad de 100 personas a partes iguales. Treinta propietarios son ciudadanos de un país en particular que tiene tratado comercial pero ya viven en Estados Unidos, treinta de los otros propietarios son ciudadanos del mismo país con tratado comercial y ellos viven en su país de origen y, los otros cuarenta propietarios son ciudadanos americanos. En esta situación, si la compañía va a actuar como sponsor para otros, 20 de los 30 propietarios que son ciudadanos de un país con tratado comercial y viven en Estados Unidos deben tener visas E-2. Recuerde que solo 50 de los propietarios necesitan ser ciudadanos del país con tratado comercial. De esos 50, cada uno debe vivir fuera de Estados Unidos y ser clasificable para el estado E-2 o vivir en Estados Unidos con una visa E-2. En este ejemplo, 30 viven fuera de Estados Unidos, en consecuencia solo 20 de los ciudadanos del país con tratado comercial que viven dentro de Estados Unidos necesitan tener visas E-2 para constituir el 50 % total necesario de propietarios calificados.

El Servicio de Inmigración permite una prueba diferente en caso de grandes corporaciones multinacionales en las cuales sea difícil determinar la propiedad por acciones. Si una corporación que se vende por acciones en el Mercado de Valores es vendida exclusivamente en el país de registro de esa corporación, se puede presumir que tiene la nacionalidad del país donde las acciones son vendidas.

Usted debe ser propietario del 50 %, o supervisor, o ejecutivo o empleado clave. Las visas E-2 son otorgadas a propietarios o empleados claves de un negocio que califique, todo dentro de la misma nacionalidad del tratado. Para calificar como dueño, usted debe tener:

  • Ser propietario de al menos 50 % de la compañía o,
  • Tener control operacional a través de una posición gerencial o cargo similar o,
  • Estar en una posición de control de la empresa con otra denominación.

Para calificar como un empleado clave usted debe ser considerado como:

  • Ejecutivo o supervisor o,
  • Una persona cuyas habilidades son esenciales para la empresa.

Definición de Ejecutivos o Supervisores. Para fines de la clasificación E-2, su posición debe ser ejecutiva o de supervisión, y tener el control final y responsabilidad por la operación de -al menos- la mayor parte de la empresa. Las autoridades de inmigración aplicarán los siguientes estándares para determinar si una posición dada encaja dentro de lo siguiente:

  • Una posición “ejecutiva” normalmente concede al empleado una gran autoridad para determinar políticas y dirección de la empresa.
  • Una posición “de supervisión” normalmente atribuye responsabilidad por supervisar una mayor porción de las operaciones de la empresa y usualmente no incluye la directa supervisión de empleados de bajo nivel y,
  • Las habilidades, experiencia, salario y rango, deberían estar a la par con posiciones ejecutivas o de supervisión y la posición debería conllevar autoridad y responsabilidad en el contexto de la empresa, tales como tomar decisiones discrecionales, establecer políticas, dirección o gerencia de las operaciones del negocio, y supervisión de otros profesionales y personal de supervisión.

Definición de Empleados Esenciales. Para determinar que un empleado sea esencial, las autoridades de inmigración van a favorecer especialistas sobre trabajadores con habilidades normales. Las habilidades del empleados no tienen que ser únicas o de la clase de hacerlos indispensables para el éxito de la inversión. El Servicio de Inmigración evaluará las habilidades del empleado, caso-por-caso. O sea, si las habilidades que posee el empleado son comunes o fáciles de conseguir en el mercado laboral de Estados Unidos, el Servicio de Inmigración puede considerar que ese empleado no es esencial.

Específicamente, las autoridades de inmigración considerarán lo siguiente para determinar que una persona que no es ejecutivo, ni supervisor o que no es propietario de al menos 50 %, debería ser clasificado como un empleado E-2 por causa de la esencialidad de sus habilidades:

  • El grado de experiencia en el área operativa considerada.
  • El grado de experiencia y entrenamiento con la empresa.
  • Si los trabajadores americanos poseen las mismas habilidades o aptitudes.
  • La extensión de la experiencia o entrenamiento específico del solicitante.
  • La extensión de tiempo requerido para entrenar a otra persona para desarrollar las tareas asignadas a la posición.
  • La relación de las habilidades individuales y talento respecto a las desarrollo operacional del negocio y,
  • El salario que esas especiales consideraciones pueda requerir.

El conocimiento de un lenguaje distinto al inglés y/u otra cultura no constituirá por si mismo el grado de esencialidad requerido.

La Inversión debe ser Sustancial. Usted o su compañía deben haber invertido una cantidad sustancial en Estados Unidos para que pueda soportarse exitosamente una solicitud de visa E-2. “Invertir” significa colocar un capital a riesgo con el objetivo de generar ganancia. Es válido si el dinero lo ha obtenido el dinero como un regalo o un préstamo.

El término “sustancial” no está definido en la ley en forma de una medida exacta. Para que una inversión se considere sustancial va a depender del tipo de negocio. Por ejemplo, para cumplir el requisito de inversión sustancial, una ensambladora de vehículos tendrá que mostrar una mayor cantidad como inversión que una pequeña tienda de juguetes al detal. Mientras más bajo sea el costo de la inversión, más alto será el porcentaje de fondos que usted necesitará invertir para calificar.

El Departamento de Estado recomienda a sus funcionarios consulares que consideren lo siguiente para determinar si una inversión es sustancial:

  • La sustancialidad en un sentido proporcional, esto es, comparar con la cantidad que tomaría comprar o crear la misma clase de negocio.
  • Que la inversión sea suficiente para asegurar su compromiso con el éxito de las operaciones de la empresa y,
  • Que la inversión sea de una magnitud que asegure la posibilidad que usted desarrolle y dirija la empresa exitosamente.

La Empresa no debe producir Ganancia Marginal. Las autoridades de inmigración quieren estar seguros que usted no está estableciendo una operación menor, solo para generar una forma de vida para los dueños y –en consecuencia- obtener la visa E-2, entonces requieren que la empresa no sea “marginal”. Estas son las reglas de más-grande-que-marginal establecidas por el Departamento de Estado:

  • Primero, mirar los ingresos del inversionista derivados de la inversión. Si el ingreso derivado del negocio excede lo necesario para soportar al solicitante y su familia, significa que cumple la regla.
  • Si no se alcanza la meta anterior, debe mirarse el impacto económico del negocio. El negocio debe tener la capacidad, presente o futura, de hacer una contribución económica significativa. La capacidad productiva proyectada debe ser realizable dentro de cinco años desde la fecha que el inversionista comience actividades comerciales normales. Es recomendable que el inversionista presente un plan de negocios confiable para explicar la ganancia dentro de un máximo de cinco años.

Debe ser una actividad comercial de buena fe. La inversión debe ser en un negocio con fines-de-lucro que está activamente comprometido en hacer negocios o prestar servicios en una actividad que cumpla los requisitos legales aplicables en un estado o región. Inversiones en forma pasiva en compañías, acciones, bonos y especulación con bienes raíces, no soportarán una solicitud de visa E-2, porque no son consideradas “activas”.

La prueba para determinar si el negocio requiere actividad de supervisión o ejecutiva refiere a la operación del día-a-día. En forma clara, tiendas al detal o mayor, u operaciones de manufactura, requieren dicha supervisión, mientras que la compra de acciones y especulación con bienes raíces no lo requieren. Hay algunos tipos de inversiones, especialmente en bienes raíces, donde es difícil dibujar la línea entre la inversión en un negocio que califique y otro que no califique. Por ejemplo, si usted compra y luego alquila una o dos viviendas, esto es un tipo de inversión que no soportará una solicitud de visa E-2, incluso si la cantidad de dinero es adecuada. Si usted compra y luego alquila un edificio de ocho o diez apartamentos, este es probablemente un caso marginal. Cuando el número de viviendas para alquilar se vuelve más grande, la gerencia diaria se incrementa, y la solicitud para una visa E-2 se fortalece.

Su intención de salir de Estados Unidos. Las visas E-2 son temporales. Cuando presenta su solicitud, usted debe tener la intención de salir de Estados Unidos cuando su negocio haya sido completado. Usted no necesita mantener una residencia fuera de Estados Unidos.

El gobierno de Estados Unidos conoce la dificultad para leer la mente humana. Usted debe esperar que le pidan evidencia que usted planea eventualmente regresar luego que vaya a Estados Unidos con una visa E-2. En muchas categorías no-inmigrantes, a usted le piden que muestre pruebas que usted mantendrá una casa o apartamento fuera de Estados Unidos, indicando que usted eventualmente pretende regresar a su país de origen. Usted no necesita mantener una casa fuera de Estados Unidos para calificar para una visa E-2, pero ayuda. A usted ciertamente le pedirán que muestre que tiene familia, posesiones o propiedades fuera de Estados Unidos como un incentivo para su eventual salida de Estados Unidos.

Cónyuge e hijos. Cuando usted califica para una visa E-2, su cónyuge e hijos solteros menores de 21 pueden obtener también visas E-2, mostrando prueba de la relación familiar con usted. Su cónyuge, pero no sus hijos, podrá aceptar empleo en Estados Unidos.

Extendiendo su estadía en Estados Unidos. Las visas E-2 pueden ser extendidas hasta por cinco años por vez, y el estado E-2 puede ser extendido hasta por cinco años por vez. Cuando usted entre a Estados Unidos con una visa E-2, su estadía autorizada será indicada en la forma I-94 (que ahora se obtiene por internet), la cual estará limitada a dos años, lo cual puede ocurrir antes de la fecha de expiración de la visa. Entonces, dependiendo de su situación, usted puede necesitar extender su I-94, su visa, o ambas.

A pesar que una extensión es usualmente más fácil de obtener que la visa E-2 misma, no es algo automático. El Servicio de Inmigración o el consulado tiene el derecho de reconsiderar su calificación, basado en cualquier cambio en los hechos o la ley. Cuando su solicitud original para una visa E-2 haya sido débil, no sería extraño que una solicitud de extensión sea negada. Como siempre, los buenos casos que son bien preparados son usualmente exitosos.

Si usted recibió su estado E-2 en Estados Unidos pero nunca solicitó una visa, es mejor permanecer en Estados Unidos para solicitar una extensión de su estado (en caso que el consulado esté en desacuerdo con la decisión original del Servicio de Inmigración que aprobó su estado E-2). Ahora, si usted tiene una visa E-2 que todavía es válida pero su I-91 está por expirar, es generalmente mejor salir de Estados Unidos y regresar otra vez en lugar de tratar de extender su estado en Estados Unidos. Cuando usted regrese a Estados Unidos con su visa E-2 válida, usted automáticamente recibirá una nueva I-94 y un nuevo periodo de dos años de estadía autorizada.

Revalidando su visa. Si usted sale de Estados Unidos con una visa E-2 expirada, usted debe obtener una nueva visa en el consulado antes de regresar (incluso si usted extendió su estado con el Servicio de Inmigración).

Por favor, revisa esto con cuidado y llámame para conversar sobre todos los detalles. Si prefieres dejarme un mensaje, clic aquí.

    José Miguel Arreaza
    ABR®, SRS®, e-PRO®, TRC, Certified Business Broker
    Florida New Dream – Broker/owner
    Ph: 954-4044673 | Fax: 954-3373724 | Skype: josearreaza

 

 

NOTA: Este artículo NO contiene un consejo legal ni ha sido preparado por un abogado de Estados Unidos. Por ampliar información, consulte con un abogado.

Fecha límite para la Declaración Fiscal en USA

Fecha limite impuestos USA

Las familias multinacionales con inversiones en Estados Unidos o con miembros que sean o puedan convertirse en residentes fiscales de Estados Unidos, deben actuar con rapidez para garantizar que su patrimonio quede debidamente estructurado con la mayor eficiencia fiscal y máximos beneficios legales.

Compañías

El 16 de marzo es la fecha límite para que la mayoría de los negocios presenten su declaración de impuestos para el año fiscal 2014.  Esto incluye “Corp”, “Inc.”, “S-Corporation” y algunas empresas de tipo LLC.  Es posible solicitar una extensión automática hasta el 15 de septiembre. Determinadas sociedades y algunas LLC tienen hasta el 15 de abril para solicitar la misma extensión. Las fechas límite para los informes de nómina comienzan este mes de enero.

Individuos

La fecha límite para las declaraciones tributarias personales es el 15 de abril para los residentes fiscales de Estados Unidos y para cualquier persona que reciba ingresos generados en Estados Unidos. Los residentes fiscales de Estados Unidos incluyen a ciudadanos y residentes permanentes (titulares de la “tarjeta de residencia”) independientemente de sus circunstancias o del hecho que puedan tener otras nacionalidades, así como personas que pasen mucho tiempo en Estados Unidos (en algunos casos incluso hasta menos de 183 días).  Estas declaraciones de impuestos deben incluir no solamente los ingresos percibidos en cualquier país, sino también información relacionada con conexiones directas o indirectas con empresas extranjeras, fideicomisos y activos financieros. También deben informarse algunas donaciones o herencias recibidas de personas extranjeras. En el caso de individuos, se puede solicitar una extensión automática hasta el 15 de octubre, pero se debe efectuar el pago estimado de impuestos al momento de solicitar la extensión, y existen multas en caso de infravaloración del monto a pagar. La fecha límite para reportar cuentas de banco extranjeras o cualquier interés económico, ya sea directo o indirecto, o autoridad para firmar en ellas, es el 30 de junio  y no existen extensiones.

Familias multinacionales

Algunas de estas fechas límites se aplican a determinados formularios que deben presentarse para reclamar una excepción a ser considerado un residente fiscal de los Estados Unidos. Estas excepciones incluyen: tener una “relación más estrecha” con otro país, estar en Estados Unidos bajo el amparo de ciertos y determinados tipos de visa o por razones médicas y conforme a determinados tratados fiscales (por ejemplo, México, Venezuela, etc.), todos los cuales requieren ser presentados a tiempo para cumplir los requisitos de calificación. La multa por no declarar a tiempo por regla general es ser considerado un residente fiscal de todas formas, y por lo tanto declarar y pagar impuestos sobre cualquier ingreso a nivel mundial.