Una mirada a la visa L-1 (Transferencia Intracorporativa)

La visa L-1 permite a gerentes, ejecutivos, o empleados con conocimientos especiales, que trabajen en una compañía que tenga una corporación afiliada dentro de Estados Unidos, venir a Estados Unidos y prestar servicios para esa compañía americana. No hay límites en cuantas personas pueden obtener visas L-1 cada año.

¿Usted necesita un abogado para solicitar esta visa? Usted no puede solicitar una visa L-1 sin tener –primero- un empleador, y es en interés de su empleador el contratar la ayuda de un abogado. Un abogado puede ayudar a estar seguro que su solicitud sea hecha adecuadamente desde la primera vez y lidie con todos los obstáculos burocráticos.

Características de una visa L-1. Estas son algunas ventajas y limitaciones de una visa L-1:

Usted puede trabajar legalmente en Estados Unidos para la compañía sponsor de su L-1 hasta por tres años en su primera emisión de visa. Usted puede –entonces- solicitar extensiones de dos años cada vez, hasta un máximo de siete años, en caso que usted sea gerente o ejecutivo; o cinco años, en caso que usted sea una persona con conocimientos especializados.

Usted puede trabajar solo para el empleador americano que actuó como sponsor de su visa, y debe ser una sucursal, subsidiaria, filial o joint venture, de la compañía que actualmente lo emplea a usted fuera de Estados Unidos.

Las visas están disponibles para su cónyuge, e hijos solteros menores de 21 años, y su cónyuge puede aceptar empleo en Estados Unidos.

Usted puede viajar (entrar y salir) de Estados Unidos, o permanecer aquí hasta que su estado L-1 expire.

Usted puede calificar para la Residencia Legal en base a empleo, en caso que usted tenga una visa L-1 por un cargo de nivel ejecutivo o gerencial en la compañía de Estados Unidos.

Requisitos para una visa L-1. Usted califica para una visa L-1 si ha estado empleado fuera de Estados Unidos como un gerente o ejecutivo (L-1A) o como una persona con conocimientos especializados (L-1B) por –al menos- uno de los últimos tres años, y usted es transferido a Estados Unidos para hacer un trabajo que utiliza sus especiales conocimientos o habilidades.

La compañía americana para la cual usted es transferido, debe ser una sucursal, subsidiaria, filial o joint venture de su empleador fuera de Estados Unidos. Esta compañía fuera de Estados Unidos debe permanecer en operación mientras usted tiene la visa, y usted debería mostrar que tiene la intención de ser transferido de regreso al fin de su misión.

Para obtener una visa L-1, no es necesario que su empleador fuera de Estados Unidos ni su futuro empleador dentro de Estados Unidos, estén operando conforme una particular estructura de negocios. Se aceptan muchas formas de hacer negocios, incluyendo pero no restringido a, corporaciones, corporaciones de responsabilidad limitada, asociaciones, joint ventures y propietarios individuales. El empleador también puede ser una sociedad sin fines de lucro o una organización religiosa.

A pesar que lo esperado normalmente es que usted trabaje a tiempo completo en Estados Unidos, usted puede trabajar menos tiempo siempre que dedique una parte significativa de su tiempo de trabajo en una forma regular y sistemática.

Gerente, Ejecutivo o Persona con Conocimiento Especializado. Para ser elegible para una visa L-1, el trabajo que usted desarrolla con la compañía fuera de Estados Unidos, debe ser de gerente, ejecutivo, o persona con conocimiento especializado. Los gerentes o ejecutivos reciben la visa L-1A y las personas con conocimiento especializado reciben la visa L-1B. Usted debe haber trabajado en esa posición por un total de –al menos- un año de los últimos tres años. Ese año debe haber sido empleado fuera de Estados Unidos. Para propósitos de inmigración, las definiciones de “gerente”, “ejecutivo”, o “conocimiento especializado” son más restringidas que su significado corriente.

Gerentes. Un gerente es definido como una persona que tiene todas las siguientes características:

  • Dirige la organización completa, o un departamento, subdivisión, función o componente de la organización.
  • Supervisa y controla el trabajo de otros supervisores, profesionales o empleados gerenciales o dirige una función esencial, departamento o subdivisión de la organización.
  • Tiene la autoridad para contratar o despedir o recomendar, estas u otras decisiones personales, relativas a los empleados que son supervisados. Si no hay empleados supervisados, el gerente debe trabajar en un “alto nivel” dentro de la organización o función.
  • Tiene autoridad para tomar decisiones relativas al día-a-día de las operaciones de la porción de la organización que está bajo su gerencia.

Los supervisores de primera-línea tienen un nivel más bajo que personal gerencial y dirigen trabajadores no gerenciales. Estos supervisores de primera-línea normalmente no son considerados gerentes, a menos que los empleados supervisados sean profesionales. Aquí la palabra “profesional” significa un empleado que tiene un título universitario.

Un gerente que viene a trabajar para una compañía en Estados Unidos que ha estado en operación por –al menos- un ano, también puede clasificar para la Residencia Legal (Esto lo veremos en otro artículo).

Ejecutivos. Un ejecutivo es definido como una persona cuyas actividades primarias son:

  • Dirige la gerencia de la organización o una función mayor o componente de ella.
  • Establece las metas o políticas de la organización o parte de ellas.
  • Tiene una amplia discrecionalidad para tomar decisiones con autoridad.
  • Solo recibe supervisión general o dirección desde un nivel más alto ejecutivo, junta directiva o los accionistas de la organización.

Un ejecutivo que viene a trabajar para una compañía en Estados Unidos que ha estado en operación por –al menos- un ano, también puede clasificar para la Residencia Legal (Esto lo veremos en otro artículo).

Persona con conocimiento especializado. El conocimiento a que se refiere el término “conocimiento especializado” debe específicamente referir a la compañía empleadora, sus productos, servicios, investigación, equipos, técnicas, gerencia u otros intereses, y su aplicación en mercados internacionales, o conocimiento avanzado de los procesos de la compañía. El oficial consular buscará que el conocimiento no sea algo común dentro de ese ramo de industria, sino algo realmente especializado. También buscará que dicho conocimiento no sea algo fácilmente disponible en Estados Unidos.

Sucursal, subsidiaria, filial o joint venture. Las visas L-1 están disponibles solo para empleados de compañías fuera de Estados Unidos, que tienen relación con una sucursal, subsidiaria, filial o joint venture dentro de Estados Unidos. Para propósitos de visa, estos términos tienen específicas definiciones.

Sucursales. Son simples oficinas de la misma compañía que operan en una ubicación diferente. El más claro ejemplo de esto es una corporación internacional que tiene oficinas sucursales en muchos países.

Subsidiarias. En una relación subsidiaria, una compañía debe poseer un control porcentual de otra compañía, que sea 50 % o superior. Para fines de L-1, la clásica relación subsidiaria es cuando dos compañías están dentro de la misma forma corporativa o limitada, y al menos 50 % de las acciones de la compañía en Estados Unidos es propiedad de la compañía fuera de Estados Unidos, o viceversa.

Filiales. Las relaciones de negocios filiales son más difíciles para demostrar que las relaciones filiales o subsidiarias porque no hay directa propiedad en las dos compañías. Por el contrario, ellas comparten el hecho que ambas son controladas por una común tercera entidad, sea compañía, grupo de compañías, individuos, o grupo de personas.

Hay dos métodos de propiedad que soportarán una visa L-1 basada en una relación de filial. La primera es para una persona o compañía común que es propietaria de -al menos- 50 % de la compañía fuera de Estados Unidos y 50 % de la compañía americana. Si una entidad no es propietaria de –al menos- 50 % de ambas compañías, la segunda posibilidad para que exista una relación de filia, es que cada propietario de la compañía fuera de Estados Unidos sea también propietario de la compañía americana, en el mismo porcentaje. Por ejemplo, si cinco diferentes personas es propietaria del 20 % de las acciones de la compañía fuera de Estados Unidos, entonces las mismas cinco personas deben ser propietarias del 20 % de las acciones de la compañía americana.

Joint Ventures. Existe cuando no existe una propiedad común entre las dos compañías, pero ellas están realizando un negocio común, operación o proyecto. Para calificar para propósito de L-1, cada compañía debe tener poder de veto sobre decisiones, igual proporción en las ganancias y en las pérdidas.

En una situación donde ambas compañías, la americana y la de fuera de Estados Unidos, están dentro de la misma forma corporativa o limitada, y la mayoría de las acciones de ambas son negociadas en el Mercado de Valores Abierto, a menos que ellas sean sucursales de la misma compañía que desea transferir empleados entre ellos, la relación joint venture es el única forma práctica para propósito de calificar para L-1. La propiedad de una compañía de capital abierto es demasiada vasta y diversa para poder demostrar los otros tipos de relaciones societarias que puedan calificar.

Cónyuge e hijos. Cuando usted califica para una visa L-1, su cónyuge e hijos solteros menores de 21 pueden obtener una visa L-2, mostrando prueba de la relación familiar con usted. Su cónyuge, pero no sus hijos, podrá aceptar empleo en Estados Unidos.

Posibilidad para la Residencia Legal Permanente desde el estado L-1. Si usted califica para, o ya tiene, una visa L-1 como un gerente o un ejecutivo, usted puede ser elegible para la Residencia Legal Permanente a través de empleo. En adición, usted también puede obtener la Residencia Legal sin pasar por el riguroso procedimiento de certificación laboral, que usualmente es el primer paso requerido para las personas que desean la Residencia Legal a través de empleo. El propósito de la certificación laboral es mostrar que no hay trabajadores americanos disponibles para tomar el trabajo en Estados Unidos que se ha ofrecido a usted. En todo caso, si usted califica para el estado L-1 como un gerente o ejecutivo, usted puede calificar bajo una preferencia para la Residencia Legal, llamada “trabajadores prioritarios”. Esta categoría está exenta del requisito de certificación laboral.

Para utilizar la elegibilidad L-1 para calificar para la Residencia legal, usted no necesita tener ya la visa L-1, sola hay que probar que usted es elegible para obtener una.

Extendiendo su estadía en Estados Unidos. Las visas L-1 pueden ser extendidas por tres años cada vez, pero usted no puede tener una visa L-1 por un lapso que supere los siete años, en caso que usted sea un gerente o ejecutivo, o cinco años en caso que usted sea una persona con conocimientos especializados. A pesar que una extensión es usualmente más fácil de obtener que la visa L-1 en sí misma, no es algo automático. El Servicio de Inmigración tiene el derecho de reconsiderar tu calificación en base a cualquier cambio en los hechos o la ley. Como siempre, los buenos casos que son bien preparados son usualmente exitosos.

 

 

NOTA: Este artículo NO contiene un consejo legal ni ha sido preparado por un abogado de Estados Unidos. Por ampliar información, consulte con un abogado.