Jose Miguel Arreaza

Nosotros vendemos negocios en marcha

Somos Agente de Negocios en Marcha en Florida. Nuestra área de trabajo es el Corretaje de Negocios, nos encargamos de proveer listas de negocios disponibles a personas que deseen adquirirlos, también los guiamos a través de todo el proceso de compra y hasta después del cierre. Muchos de nuestros clientes utilizan la compra de un negocio como mecanismo legal para obtener una VISA en Estados Unidos y, otros como inversión en sí misma.

Al igual que muchos otros negocios, tenemos muchas tareas por realizar en el día-a-día. Además, siempre estamos revisando nuestros procesos y sistemas, gastos y presupuesto; con respeto a las reglas que han funcionado a través de los años y; siempre en procura de establecer, mantener y mejorar las relaciones con nuestros clientes, relacionados y amigos.

Para explicarlo en términos básicos. El nuestro es un negocio simple: Obtener el derecho a vender un negocio en marcha (listing), mercadearlo, y negociar una venta.

Negocios para vender. Son muy importantes para nosotros y hemos trabajado duro para ser referidos por clientes anteriores, o ellos mismos que regresan a nosotros; en consecuencia tenemos una buena lista de negocios que ofrecer. Un buen negocio tiene la información completa, sin ningún tipo de anzuelos, una verdadera razón para la venta, y un vendedor motivado dispuesto a negociar de buena fe con un comprador. Ayudamos a que se mire la zona, la historia y el potencial, además de las cifras.

Mercadeo. Podemos parecer anticuados, pero creemos que el marketing es nuestro trabajo y debe ser a costa nuestra. Cuando un vendedor nos contrata, no paga nada hasta que vendemos su negocio. Estamos conscientes de la importancia de la confidencialidad y del seguimiento de los compradores potenciales. Nuestro marketing incluye muchas páginas de internet, anuncios impresos, correo directo, y marketing de base de datos.

Negociación. – Una buena parte de nuestro trabajo se realiza con apoyo de computadoras, pero ellas no negocian. Las personas somos quienes negociamos. Nosotros damos la cara con clientes potenciales e incorporamos pasión, entusiasmo, conocimiento y honestidad a la mesa de negociaciones. Podemos trabajar para el vendedor, podemos trabajar para el comprador y, podemos trabajar para ambas partes en una negociación, siempre con responsabilidad y ética para todos. Y nuestra experiencia nos ha enseñado flexibilidad y creatividad en la estructuración de ofertas.