Impuestos para Residentes y no residentes

Impuestos para residentes y no residentes en Usa

Esta es una guía, para personas que no son ciudadanos estadounidenses, pero viven en Estados Unidos o pasan ahí una cantidad significativa de tiempo, y la forma de considerar el pago de impuesto sobre la renta en Estados Unidos.

Los extranjeros residentes o no residentesLo primero es determinar si un extranjero se considera un “extranjero residente para efectos fiscales”, o por el contrario, es un “extranjero no residente para efectos fiscales”. El Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) utiliza dos métodos para evaluar su estado como extranjero: (1) La posesión de la Green Card y (2) la prueba de “presencia sustancial”. Si usted cumple con cualquiera de los dos requisitos, se considera un extranjero residente para efectos fiscales, de lo contrario, lo tratan como un extranjero no residente.

Si eres un extranjero con Green Card (o sea, que el Servicio de Inmigración de Estados Unidos te reconoció como Residente Legal Permanente conforme la legislación inmigratoria), eres un extranjero residente para efectos fiscales. Además, si no tienes Green Card y pasas al menos 31 días en Estados Unidos durante el año fiscal en curso y, un total de 183 días durante los tres últimos años fiscales (incluido el año fiscal en curso), muy probablemente cumples el requisito de “presencia sustancial” y también te tratarán como un extranjero residente para efectos fiscales.

La cuenta de los 183 días. Al contar el número de días que estás presente en los EE.UU. durante el período de tres años, se debe respetar la siguiente regla: Incluye todos los días del año en curso, un tercio de los días del año anterior y un sexto de los días del año anterior al anterior.

Por ejemplo, supongamos que queremos de averiguar tu estado para el año fiscal 2014, ya que viviste en los EE.UU. por 60 días. Cuenta todos los días para 2014, un tercio de los días para 2013 y una sexta parte de los días para 2012. Por tanto, si estuviste en Estados Unidos durante 120 días en 2013 y, 180 días en 2012, incluyes sólo incluye 40 días para 2013 y 30 días para 2012, que sumados a los 60 días para 2014, te da un total para el período de tres años, de 130 días. En este escenario, se paga impuesto a los ingresos como un extranjero NO residente.

Además, se excluyen los días que estás presente físicamente en Estados Unidos bajo las siguientes circunstancias:

  • Días que te desplazas para trabajar en Estados Unidos a partir de tu residencia en Canadá o México, si regularmente viajas desde Canadá o México.
  • Días que estás en Estados Unidos por menos de 24 horas cuando estás en tránsito entre dos lugares fuera de Estados Unidos.
  • Días que estás en Estados Unidos como un miembro de la tripulación de un buque extranjero.
  • Días que no puedes salir de Estados Unidos debido a una condición médica que surgió durante tu estadía.
  • Días que eres un “individuo exento”.

Un “individuo exento” se refiere a las siguientes personas:

  • Un individuo temporalmente presente en Estados Unidos como un empleado de un gobierno extranjero, con una visa “A” o “G”.
  • Un maestro o aprendiz temporalmente en Estados Unidos, con una visa “J” o “Q”.
  • Un estudiante temporal en Estados Unidos con una visa “F”, “J”, “M” o “Q”.
  • Un atleta profesional temporal en Estados Unidos para competir en un evento deportivo de caridad.

Impuestos a los extranjeros residentes. Como residente legal fiscal de Estados Unidos, estás sujeto a las mismas normas fiscales de los ciudadanos estadounidenses. Esto significa que tienes que declarar todos los ingresos que ganas anualmente, sin importar el país en que lo ganas.

Impuestos a los extranjeros no residentes.  Un no residente también debe pagar impuestos sobre sus ingresos, pero sólo en el ingreso que está vinculado efectivamente a Estados Unidos, que generalmente incluye el dinero que gana mientras está en Estados Unidos. El IRS no tiene autoridad para imponer impuestos sobre los ingresos que los no residentes ganan en sus países de origen o en cualquier país extranjero. En consecuencia, solo vas a declarar las cantidades que se consideran ingresos de fuente estadounidense. Al igual que los extranjeros residentes y ciudadanos estadounidenses, hay deducciones y créditos que puedes reclamar para reducir tu ingreso gravable.

Doble condición de los contribuyentesEn el año de transición entre ser un no residente y un residente para efectos fiscales, se te considera -en general- un Contribuyente en Estado Dual. Un Contribuyente en Estado Dual presenta dos declaraciones de impuestos para el año, una declaración para la porción del año que fue considerado un no residente y otra por la porción del año considerado residente. En algunas situaciones, el contribuyente puede optar por ser tratado como residente durante todo el año (en ese año de transición) para evitar tener que presentar dos declaraciones separadas.

También puede revisar http://bufetearista.com/blog/planificacion-legal-y-fiscal-para-extranjeros/

NOTA: Este artículo NO contiene un consejo legal ni ha sido preparado por un abogado de Estados Unidos. Por ampliar información, consulte con un abogado.