Las 5 Grandes Diferencias Tributarias entre una LLC y una Corporación

Entre las muchas decisiones que usted necesita hacer para iniciar un negocio en Estados Unidos, es la selección de una estructura empresarial. Si no hace nada, su negocio, en forma predeterminada, se estructura, ya sea como sociedad general (varios propietarios) o empresa unipersonal (propietario individual). Estas pueden ser las entidades más simples para formar, pero ofrecen un gran inconveniente: No hay separación entre el propietario de la empresa y los negocios.

Si negocio es demandado o no puede pagar sus cuentas, sus bienes personales pueden estar en peligro. Por ello, la Sociedad de Responsabilidad Limitada (LLC) y la C corporación (o simplemente corporación), son estructuras empresariales populares, ya que minimizan la responsabilidad personal del dueño. Sin embargo, tienen muy diferentes enfoques en la tributación.

Aquí vamos a indicar las cinco diferencias entre cómo se tributan la LLC y la corporación.

Primero – Una entidad “de paso” tributario o una entidad de “no-paso” tributario

Por defecto, una LLC se considera una entidad “de paso”, similar a una sociedad general o empresa unipersonal. Eso significa que el negocio no paga impuestos sobre la renta sobre sus ganancias, sino que los beneficios o pérdidas se pasan a los propietarios (llamados miembros), quienes deberán declarar estos beneficios o pérdidas en sus propias declaraciones de impuestos personales.

Por el contrario, una corporación se considera una entidad legal separada y debe presentar una declaración y pagar impuestos sobre sus ganancias. En algunos casos, esto puede conducir a la “doble tributación”, donde la corporación paga impuestos sobre sus beneficios; y a continuación, cuando los propietarios se llevan los beneficios, tendrán que declarar el dividendo en sus declaraciones de impuestos personales. Para algunos dueños de pequeños negocios que están acostumbrados a tomar las ganancias de la empresa, esta doble tributación puede ser costosa.

Tenga en cuenta que una corporación puede elegir a un tratamiento fiscal de “S corporación” para ser tratada como una entidad “de paso” como una LLC. Por otro lado, una LLC puede optar por tributar como una corporación normal.

Segundo – Capacidad de dejar dinero en la empresa

A pesar que las corporaciones están sujetas a una doble tributación, ofrecen una mayor flexibilidad en términos de ingresos en comparación con las entidades “de paso”. Como una LLC tributa como una entidad “de paso”, sus miembros deben pagar impuestos sobre su parte de los beneficios, sea o no que el dinero se queda en la empresa o se distribuye para su cuenta personal.

Por el contrario, los propietarios de la corporación C tributan únicamente sobre la cantidad real que reciben en forma de dividendos. De esta forma, usted puede asignar los beneficios de su negocio para tomar ventaja de los tramos impositivos más bajos ingresos; por ejemplo, si su empresa obtuvo $ 90.000 en ganancias para el año, se puede optar por dejar de $ 50,000 en la corporación y tomar $ 40,000 en salario.

Tercero – La seguridad social y el Medicare

Los miembros de la LLC no son considerados empleados, por lo que su participación en el resultado no está sujeto a la seguridad social y al Medicare. Sin embargo, los miembros de la LLC que trabajan activamente en la empresa tienen que pagar impuestos por cuenta propia en sus ingresos (incluyendo salario y su parte de los beneficios). Al contrario, con una corporación, sólo los salarios están sujetos a la seguridad social y al Medicare; cualquier distribución de utilidades no está sujeta a estos impuestos.

Tenga en cuenta que una LLC puede optar por tributar como una corporación. En este caso, sólo el salario del miembro está sujeto a la seguridad social y Medicare y no la distribución de beneficios.

Cuarto – Capacidad para deducir una pérdida

Los miembros de la LLC que trabajan activamente en el negocio son capaces de deducir las pérdidas del negocio en su declaración personal de impuestos para compensar otros ingresos. Los accionistas de la corporación C no son capaces de deducir estas pérdidas, pero los accionistas de la “S corporación” si pueden.

Quinto – Beneficios a los empleados

En términos de ventajas y beneficios, hay algunas diferencias clave entre una LLC y una corporación. En primer lugar, ciertos planes de jubilación, de opciones sobre acciones y de compra de acciones de los empleados sólo están disponibles para las corporaciones C. Además, los miembros de la LLC (así como los accionistas de corporaciones S que son dueños de más del 2 por ciento de la empresa) tienen que pagar impuestos sobre ciertos beneficios de los empleados, como beneficios para la salud, las contribuciones del empleador a las HSAs (Health Savings Accounts) o FSAs (Flexible Spending Account), y los beneficios de seguro de vida. Los accionistas de una corporación C no tienen que pagar impuestos sobre estos beneficios.

Cuando se trata de elegir una estructura, no hay una sola respuesta correcta que funcione para todos los negocios. Usted necesita pensar acerca de su situación financiera y los planes futuros para determinar la estructura óptima para sus necesidades.

Si bien estos indicadores pueden ser un gran punto de partida, usted debe consultar a un asesor fiscal si tiene alguna pregunta sobre cómo estas diferencias se aplican a su situación particular.