El método De la “Caja de Tabacos”

La siguiente anécdota es muy antigua. A los compradores les gusta, casi siempre sonríen y muestran su conformidad.

El propietario de un restaurant griego en New Jersey, tenía su propio sistema de manejar las facturas. Él colocaba las facturas por pagar en una especie de caja de tabacos al lado izquierdo de la caja registradora, el dinero en efectivo dentro de la caja registradora, y las facturas ya pagadas en una caja de tabacos al lado derecho de la caja registradora.

Un día, su hijo más joven se graduó de Contador Público, y le reclamó duramente a su padre por esa forma tan “primitiva” de administrar las facturas. Le dijo: “No se cómo puedes llevar un negocio de esta manera, ¿Cómo puedes saber cuál es la ganancia del negocio?”.

El padre le respondió: “Bueno hijo, cuando me bajé del barco que me trajo desde Grecia a Estados Unidos, yo solo poseía la ropa que llevaba puesta. Hoy, tu hermano es médico, tu hermana es terapista de lenguaje y tú eres contador, tu madre y yo tenemos buenos carros, una gran casa para vivir, una bonita casa de campo, a todos ustedes les compramos su primer carro y les dimos la cuota inicial para comprar su casa, hay suficiente dinero ahorrado para el retiro, vivimos en este país lleno de libertades y oportunidades, y también tenemos este buen negocio que paga todo”. Luego agregó: “Si tu sumas todo lo anterior, y le restas el valor de la ropa que yo llevaba puesta cuando me bajé del barco, ahí tienes la ganancia de este negocio”.